Una Joven Amargada

Autoestima, Tips, Escritos y demás

Redes Sociales

Los pies fríos son señales de enfermedad: causa y condición

No es ningún tópico, las mujeres suelen tener los pies fríos con mas frecuencia que los hombres, pero que sea mas habitual No quiere decir que solo les pasa a ellas.

L a mayoría de las veces no tiene importancia, sobre todo si sucede en invierno, pero si una molestia constante, que se da en cualquier época del año y además va acompañada de otros síntomas, puede ser un aviso de algún problema de salud.

Te explicamos que enfermedades pueden esconderse detrás de unos pies fríos y las precauciones y cuidados que debes de tener en cuenta.



LA MALA CIRCULACIÓN AFECTA A LOS PIES

Los pies son las extremidades mas alejadas del corazón, por eso, la sangre la tiene mas dificultad para llegar a ellos. Y esto influye en que tengan una temperatura inferior a la del resto del cuerpo.

La sangre les llega más tarde y eso baja la temperatura

Si además existe algún problema que obstaculiza la correcta circulación sanguínea, la sensación de pies fríos se pueden acentuar y provocar también otros síntomas.

Arteriopatía periférica
La acumulación de placa provoca un estrechamiento y endurecimiento de las arterias, lo que a su vez causa una disminución del flujo sanguíneo en piernas y pies.

-Las personas que tienen niveles de altos colesterol, hipertensión, alguna cardiopatía, diabetes o son fumadores tienen más riesgo de sufrir arteriopatía periférica (o enfermedad arterial periférica).

El tabaquismo es uno de los principales factores de riesgo.



Los síntomas mas habituales de este trastorno son:
-Pies y piernas fríos al tacto y piel pálida en estas extremidades.
-Dolor, fatiga, ardor, o molestias musculares en pies, pantorrillas o muslos.
-Pero si la enfermedad se agrava, estos síntomas pueden aparecer también estando en reposo, así como entumecimiento, calambres, hormigueo o dolor en los pies y en los dedos también.

Las personas con este padecimiento reaccionan de forma exagerada al frío y al estrés.
Cuando esto sucede, la piel de estas zonas se vuelven blanca o azulada, y los dedos se sienten fríos y entumecidos, esta reacción puede durar desde 10 minutos a 15 minutos o hasta más de una hora. Pero cuando el flujo sanguíneo se restablece, la piel se enrojece y se pueden sentir palpitaciones, hormigueo o dolor.
-Aunque no se sabe la causa de este trastorno, en algunos casos esta asociado a enfermedades como lupus, artritis reumatoide, fibromialgia o esclerodermia.

Iris Ani Méndez

Volver arriba